martes, febrero 10, 2004

La cara oculta



La guerra de precios de las grandes multinacionales de la industria textil tiene una cara oculta. Una cara que ahora se ha encargado de mostrar Oxfam Internacional. La ONG denuncia en un informe el trabajo precario que realizan numerosas mujeres en países pobres, donde estas firmas subcontratan el proceso de fabricación.

Y cita varios ejemplos: "Una fábrica de confección de Tánger vende por dos euros a las grandes firmas de moda españolas un pantalón que hace tres años vendía por 3,3. Las empresas textiles de esta ciudad del norte de Marruecos tienen que entregar sus pedidos en un plazo de entre 15 y 30 días (en ocasiones en apenas cinco), cuando hace tres años lo hacían en tres meses".

El informe titulado "Moda que aprieta" puede obtenerse en formato PDF en esta dirección.