miércoles, febrero 11, 2004

El grito de Edvard Munch



Gracias a Cuaderno de Bitácora, he podido saber algo más acerca de uno de mis cuadros favoritos, El grito de Edvard Munch.

En la web del museo noruego donde se exhibe este cuadro, recogen una explicación del propio autor. Según recoge Munch en su diario, el 22 de enero de 1892 iba caminando por una carretera con dos amigos. Atardecía, el sol empezaba a esconderse y dejaba un tono rojizo en el cielo. De pronto, le entró un aliento de melancolía. Temblando de miedo, el autor describe cómo sintió que un gran e infinito grito atravesaba la naturaleza.

Una de las numerosas joyas con las que nos deleita la Red tan a menudo.