martes, agosto 31, 2004

Un truco para no pagar a Google



Observe estos anuncios. Es la típica publicidad que aparece en el lado derecho con cualquier búsqueda en Google. ¿Nada extraño que observar, verdad? ¿O sí? Si nos fijamos con detalle vemos que hay una pequeña diferencia entre los anuncios. Sólo hay uno que tiene una línea azul de encabezado. Claro, la línea sobre la que se hace clic para acudir a la web anunciada. Así recibe los ingresos Google. Haces clic sobre la línea y ¡tachán! como mínimo 5 céntimos que van a parar a las arcas de Google. Y céntimo a céntimo, la empresa factura muchos millones.

Pero ¿qué sucede si el anunciante en cuestión no pone la línea azul? Miremos los otros ejemplos. Varios anuncios donde no se puede hacer clic. Claro, si nos llama la atención basta con escribir la dirección web que figura debajo de cada anuncio. Pero hay una gran diferencia. Con este sistema Google no ingresa nada de nada. Tachán...anuncio gratis para el anunciante. Cero pesetas o cero euros para una de las empresas líderes de Internet.

¿Se habrá percatado Google de esta práctica? ¿Cómo? Ahora que lo miro. ¡Pero si la propia Google utiliza este truco! Miremos el primer anuncio...¡es de Google! Y sin enlace. Vaya ejemplo para los demás.

¿Qué opinarán los cientos o miles de pequeños inversores que de la noche a la mañana se han convertido en accionistas de Google? ¿Verán con buenos ojos este truco? Sobre todo si empieza a extenderse y nadie paga.