martes, agosto 31, 2004

Crisis en Sudán

Más de un millón de personas desplazadas y 170.000 refugiadas. Al menos 50.000 muertos desde febrero de 2003 y miles de mujeres y niñas violadas.

Es el trágico balance en Sudán. Una tragedia que denuncian organizaciones como Amnistía Internacional. A punto de estrenar su presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, España tiene capacidad para realizar las presiones diplomáticas necesarias para acabar con este sufrimiento.

Por eso, Aministía Internacional hace un llamamamiento para actuar. A veces es tan cómodo y sencillo como rellenar un simple formulario en la web. Pero es un gesto que puede influir a los gobiernos, como ocurriera en el caso de Safiya. Hasta la fecha ya han firmado más de 70.000 personas.