viernes, agosto 27, 2004

50 millones de multa por criticar a la SGAE

El Tribunal Supremo ha confirmado una condena a los periodistas Jaime Peñafiel y a la fallecida Encarna Sánchez por comparar el canon de la SGAE con el impuesto revolucionario. Según recoge Gaceta de Prensa, las declaraciones se emitieron el 14 de febrero de 1995 y decían textualmente:

Esto es un impuesto revolucionario, no solamente digamos que cobran los de ETA a los empresarios vascos, que aquí también la SGAE...

Ahora el Supremo ha confirmado la sanción. Nada más y nada menos que 300.506 euros, unos 50 millones de pesetas. Que también tendrá que pagar la heredera de Encarna Sánchez. Más dinero para las arcas de la SGAE.