jueves, agosto 19, 2004

Turismo de borrachera

Este año, como cada verano, se han vuelto a repetir las batallas y agresiones en Lloret de Mar. Jóvenes turistas que vienen al reclamo de la fórmula sol y alcohol barato protagonizan estas peleas. Como publica hoy El Periódico, los propios turoperadores se encargan de utilizar el alcohol como reclamo turístico.
"Rainbow, una de las mayoristas alemanas más importantes en viajes para jóvenes, ofrece desde hace años un paquete fiesta en Calella que incluye barra libre cada día entre las cinco de la tarde y las diez de la noche en el hotel elegido. El precio, en autocar y ocho noches de hotel es de sólo 199 euros (33.000 pesetas)."


Pero no es el único ejemplo. Localidades catalanas como Blanes, Malgrat de Mar, Calella de Mar, aparte de la mencionada Lloret de Mar, están entre los puntos de destino de estas promociones.