viernes, octubre 24, 2003

La grieta



La política española atraviesa malos momentos. Lo malo no son las meteduras de pata. Los errores estratégicos. Los accidentes. O la serie de desmentidos, rectificaciones, contrainformes y desparpajos con los que nos desayunamos todas las mañanas.

No. Lo malo es que la política actual se puede ilustrar perfectamente con la grieta que hoy pública El Periódico en portada. Una grieta que asoma por las vías del nuevo AVE. Pero que no inquieta. Ni desmiente las críticas a la forma de construir el nuevo tren de alta velocidad Madrid-Barcelona. La grieta es simbólica. Es metafórica. Porque la grieta está también presente en muchos políticos. Por desgracia.