lunes, octubre 20, 2003

BBVA y la venta de entradas por Internet


A estas alturas todavía hay empresas tradicionales que no se han enterado de cómo funcionan las nuevas tecnologías. Es el caso del BBVA y su servicio de venta de entradas por Internet. El fatídico Tick Tack Ticket.

Todo aquel que haya probado el sistema sabrá a lo que me refiero. Para empezar, aunque se pague la entrada por Internet, hay que recogerla en un punto de venta concertado. ¿Absurdo, no?

Y entre los puntos de recogida no está el propio lugar del concierto. Ni tan siquiera cualquier sucursal del BBVA (como hace la Caixa).

Pero el colmo del absurdo es cuando vas a comprarla directamente a la FNAC. Por razones obvias, preferí acudir directamente allí. De todos modos, por mucho que utilizara Internet no me iba a librar de la visita. Así que llego a las taquillas de la FNAC y me encuentro con un cartel que dice bien clarito que sólo se pueden pagar las entradas en efectivo. No aceptan tarjeta.

- ¿Ni siquiera una del BBVA? - pregunto con incredulidad a la taquillera.

- No.