jueves, diciembre 02, 2004

Spam contra el spam (2ª parte)

Tenía que pasar. Cuando se usan las mismas armas sucias que los creadores de spam, se está jugando con fuego. Por eso, casi no extraña leer ahora la noticia de que algunas personas han conseguido tumbar la página de Lycos donde se promocionaba el nuevo servicio (ver la noticia más abajo).

Esto parece el inicio de la guerra sucia. ¿No habrá otros métodos más legales, honestos y normales para acabar con estos molestos mensajes de correo basura?