jueves, marzo 04, 2004

Perdona, tengo que colgarte...



Estás en medio de una conversación con el móvil. De repente añades un ruido de fondo de un timbre de teléfono, unos pitidos de coche o unos murmullos de gente. Y ya puedes decir esas frases tan típicas como

- Huy, perdona, pero te tengo que dejar. Me están llamando por la otra línea (Cuando quieres cortar una conversación)

- Llegaré con un poco de retraso. Llevo una hora en un atasco monumental (Y en realidad has salido tarde porque no te has dado cuenta de la hora)

- Sí, sí, cariño. Aquí estoy en el congreso. Hay mucha gente (Aquí dejaremos a la imaginación de cada uno el plantear cuál es la escena real).

Un pequeño programa de software para móviles Nokia, llamado SounderCover, permite incluir un sonido de fondo mientras hablamos con el móvil. Ahora habrá que empezar a dudar de los demás cuando nos pongan excusas parecidas y justificadas por un ruido de fondo.