martes, septiembre 30, 2003

Hasta en la sopa

El empeño de Microsoft por llevar su reproductor multimedia a todas partes tiene ahora un nuevo episodio. Ya no es sólo el ordenador de la oficina. Windows Media entra en el salón de casa.

La compañía pretende que sirva para escuchar música, ver películas, fotos familiares o grabar programas de tele.