jueves, abril 22, 2004

Google invita a los usuarios de Blogger a probar su nuevo correo electrónico



Los que utilizamos Blogger para alojar nuestros blogs nos hemos encontrado con una grata sorpresa en la página principal de Blogger. El equipo de Google nos invita a probar el nuevo servicio de correo electrónico gratuito Gmail.

Un servicio que está en fase de pruebas y que al principio muchos dudamos de que fuera una broma. Por la fecha elegida para su presentación pública (el 1 de abril, equivalente al Día de los Santos Inocentes en EE.UU.). Y por lo increíble de la oferta, un buzón gratuito de un giga, cuando otras empresas como Hotmail, Yahoo o Lycos sólo llegan a los 10 megas gratuitos como mucho.

A la hora de registrarme he estado leyendo el habitual texto legal. Esa parrafada larga que casi nunca leo. Y sobre el controvertido tema de la publicidad por palabras, en función del texto de los mensajes, esto es lo que he encontrado:

"Advertisements. As consideration for using the Service, you agree and understand that Google will display ads and other information adjacent to and related to the content of your email. Gmail serves relevant ads using a completely automated process that enables Google to effectively target dynamically changing content, such as email. No human will read the content of your email in order to target such advertisements or other information without your consent, and no email content or other personally identifiable information will be provided to advertisers as part of the Service."

En resumen, que Google mostrará, junto a los mensajes, anuncios relacionados con el contenido de los mismos. Y que este proceso es totalmente automático. "Ningún ser humano leerá el contenido de su correo para mostrar dicha publicidad o cualquier otra información sin su consentimiento". Tampoco se proporcionará contenido de los mensajes ni ninguna otra información personal a los anunciantes.

Supongo que al final este tema se resolverá con una advertencia legal. Y a partir de ahí que cada uno elija si quiere un servicio gratuito pero con la condición de que una máquina rastree su contenido.